Cocinas industriales vs cocina tradicional ¿cuál elegirías y por qué para tu negocio de hostelería?

Cuando hablamos de equipamiento de cocina o de cocinas industriales ¿qué debemos tener en cuenta? Muchas personas asumen que la única diferencia con una equipación doméstica es el tamaño. Esto puede ser verdad, pero ni muchos menos es lo que determina el resultado.

Las cocinas industriales tienden a ser más grandes. Pero esto se debe a que su aplicación práctica es cocinar para un número mayor de personas que las cocinas domésticas. Por lo que también habrá un número mayor de profesionales moviéndose en ellas.

Pero no siempre esto se cumple, existen cocinas domésticas de más fuegos que algunas cocinas industriales para hostelería. El uso que se vaya a dar a la cocina y la cantidad a cocinar definirán ciertos parámetros.

Otras consideraciones en las cocinas industriales

También tendremos en cuenta si hablamos de cocinas industriales con horno o si este es de gas o eléctrico. Habiendo dicho esto, es cierto que el volumen de trabajo que puede manejar una cocina industrial es mucho mayor.

Básicamente, un restaurante debe de estar preparado para servir comidas para docenas e incluso cientos de personas. Por tanto también debemos fijarnos en la calidad de la cocina, ya que el uso que le daremos es diferente.

Por contra, una cocina convencional tendrá un uso diario limitado. Pero en una industrial para hostelería puede tener un uso continuado. Incluso estar en marcha entre 12 o 14 horas diarias intensivas.

Es por esto que los materiales utilizados son mucho más duraderos, normalmente de acero inoxidable. El uso del acero inoxidable es importante por la seguridad de los alimentos. Recuerda que en hostelería existen regulaciones muy estrictas acerca de la manipulación de los alimentos.

Vamos a los detalles

El diseño de estas cocinas suele ser sencillo. Y es que es importante evitar, en la medida de lo posible, recovecos donde pueda quedar atrapada la comida para facilitar la limpieza. La calidad de los materiales también es muy importante.

Las cocinas industriales aguantarán mucho mejor el calor y durante largos periodos de tiempo. Aquí de nuevo el acero inoxidable juega un rol importante. Por un lado por la higiene que facilita y por el otro por su resistencia.

La durabilidad es, por lo tanto, una de las grandes diferencias. Como hemos dicho ya el uso que se da a este tipo de cocinas es diferente. Este puede mermar la esperanza de vida de una cocina, pero las de tipo industrial están diseñadas para ofrecer un gran rendimiento.

¿Cocinas industriales de gas o eléctricas?

Otra diferencia curiosa es que las cocinas de tipo industrial suelen ser de gas. Si bien también existen las cocinas industriales eléctricas su uso es más común en cocinas para uso doméstico. Las cocinas de gas permiten una mayor flexibilidad en la temperatura.

Así también pueden alcanzar mayores temperaturas máximas. Los cocineros profesionales tienden a preferir las cocinas de gas, al alcanzarse temperaturas ideales más rápidamente. Aunque las eléctricas están preparadas para alcanzar las mismas temperaturas suelen llevar más tiempo hacerlo.

Sin embargo, en hostelería el tiempo siempre es importante. Las cocinas industriales eléctricas por otro lado permiten una limpieza más rápida al ser superficies planas y no requerir separar sus partes para el lavado. Lo que significa que la elección entre ambas dependerá de tus prioridades.

Otro de los inconvenientes es el precio. Las cocinas industriales de gas suelen ser más económicas en su gasto energético que las eléctricas. Por eso, al diseñar tu cocina debes elegir la que mejor te convenga, dependiendo del uso, tu presupuesto y el espacio con el que cuentas.

Tipos de usos para cocinas de tipo industrial

Las cocinas industriales se suelen asociar a la hostelería. Así, los ejemplos que hemos dado hoy se relacionan con este uso, pero no es la única aplicación que se da a este tipo de cocinas. Podemos distinguir entre varios usos:

  1. Cocinas de restauración u hostelería: Aquí englobamos a los establecimientos que preparan comidas para grupos más o menos numerosos. Desde el bar más pequeño a restaurantes con salas grandes para cientos de personas, por ejemplo lugares donde se preparan banquetes de boda.
  2. Cocinas en centros colectivos: Nos referimos a aquellas cocinas pensadas para atender las necesidades de grandes grupos, como puede ser el comedor de un colegio.
  3. Cocinas industriales para comercialización: Estas son quizás las más grandes, ya que están creadas para generar comida para su posterior comercialización empaquetada.
  4. Uso doméstico: Cada vez más son las personas que instalan cocinas industriales en su hogar. Los motivos son los mismos por los que se utilizan a nivel comercial. Es maquinaria duradera, fácil de limpiar y de grandes prestaciones.

Dependiendo del uso que se les vaya a dar, las cocinas tendrán prestaciones diferentes y tamaños diferentes.

Beneficios de usar una cocina industrial

Existen negocios de hostelería que todavía utilizan cocinas que no son de tipo industrial. Aquí os explicamos algunas de las razones por las que deberías cambiar tu cocina a una de uso profesional. El factor precio no es tan importante si consideramos los beneficios obtenidos:

  • Durabilidad: las cocinas industriales duran más tiempo, requerirán menor mantenimiento y tendrán menos averías. Las cocinas industriales compradas en Argenix.es además tienen dos años de garantía.
  • Mayor potencia. La potencia en las cocinas se miden en Kw, y podremos elegir la cocina con mayor o menor potencia dependiendo de las cantidades a cocinar. Para grandes cantidades en ollas muy grandes necesitaremos mayor potencia.
  • Mejor calidad y seguridad de los alimentos. Como las cocinas tienen mucha mayor potencia, usar este tipo de cocinas asegura que el cocinado es completo y ayuda a evitar la posibilidad de servir alimentos poco cocinados.
  • Mayor cantidad de platos preparados. Incluso con una cocina industrial de 3 fuegos la cantidad de alimentos que se puede preparar es mucho mayor que con una cocina convencional. El espacio diseñado para el cocinado es siempre mayor, también porque permite cocinar con ollas más grandes.
  • Mayor flexibilidad a la hora de elegir el tipo de cocina. Existen muchos más tipos de modelos y prestaciones para adaptarse a todas las necesidades y espacios de los distintos establecimientos de hostelería. Si tenemos poco espacio podremos elegir cocinas modulares o con pocos fuegos.

Como hemos mencionado antes, con 2 fuegos o las cocinas industriales de 3 fuegos se podrán preparar muchísimos más alimentos que con una cocina convencional. Las cocinas pequeñas industriales están pensadas para hacer su trabajo y a la vez caber en cocinas más pequeñas.

More Articles for You

Hornos para pizza: tipos y detalles

Los hornos para pizza son una gran inversión en los negocios de hostelería. La pizza, es tal vez una de …

El acero inoxidable en las cocinas Industriales

El acero inoxidable es habitual en hostelería. Las cocinas Industriales deben cumplir con una serie de características. Entre ellas la …

Tipos de hornos para cocinas industriales

Los diferentes tipos de hornos se emplean por todo el mundo desde que se descubrió el fuego. Obviamente los hornos …

Dimensiones de una cocina industrial y tu equipo de cocina necesario

¿Conoces las dimensiones de una cocina industrial? Aquí abordamos varias cuestiones fundamentales. Lo que debes considerar durante el proceso de …

¿Qué necesito para montar mi negocio? El equipamiento de cocina Industrial

El equipamiento de cocina industrial es variado y muy flexible. Así que, si estás considerando abrir un negocio de hostelería …

Maquinaria de hostelería y su importancia para tu negocio

¿Conoces toda la maquinaria de hostelería disponible? Sin duda es una cantidad considerable de opciones. Veamos los factores que impactan …

Maquinaria para tu negocio © Copyright 2020. All rights reserved.